No hay resultados

EL DIRECTOR ASISTE A LA REUNIÓN DE DEBATE DEL NUEVO MARCO ESTRÁTEGICO DEL SISTEMA PORTUARIO.

Cartagena, 7 de febrero de 2019.- Los puertos de mayores dimensiones apuestan por ganar capacidad de gestión y autonomía, mientras que el resto defiende reforzar la cooperación.

 A la reunión, celebrada en Palma, ha asistido el director general, Fermín Rol, centrada en el modelo de gobernanza de los puertos, en el marco de la negociación del nuevo marco estratégico del sistema portuario, suscita diversidad de criterios.

Puertos del Estado ha explicado tras las reuniones: “Mientras las autoridades portuarias de gran dimensión y/o potencia económica proponen iniciar algún proceso de segregación, clasificación o agregación de puertos, generalmente con el objetivo de detentar para ellas mayor autonomía de gestión con el fin de atender mejor las necesidades de la demanda, las autoridades portuarias de mediana o pequeña dimensión optan por reforzar el sistema portuario, como garante de un deseado equilibrio en la puesta a disposición de oferta portuaria con criterios u objetivos de interés general.

La posición de Cataluña es reforzar la decisión de cada puerto, sin embargo, Las Palmas quiere un modelo diferente.

Si ha habido unanimidad en reclamar más “implicación” de otras administraciones para alcanzar soluciones a problemas que afectan al buen desarrollo de los puertos y sus actividades. Son, entre otros, los casos de CECIR (recursos humanos), los Puntos de Inspección Fronteriza (PIF) y la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), han detallado Puertos del Estado.

Las diferentes autoridades portuarias coinciden en reivindicar un mayor papel de liderazgo frente al mercado, haciendo valer los principios y objetivos que emanan desde el sector público en las dimensiones económica, sociocultural y ambiental. Por lo que han solicitado de Puertos del Estado que desempeñe sus funciones de control, coordinación y apoyo sobre criterios de efectividad, objetividad y transparencia, encaminados en primera instancia a dar valor o, al menos, agilizar trámites administrativos, de forma que no constituya un obstáculo al desempeño propio de las propias autoridad portuaria, ni merme su actual autonomía de gestión.

REBAJA DE LAS TASAS CASO POR CASO

Según ha informado el organismo público, también se ha producido consenso acerca de la necesidad de actuar con acierto y precisión a la hora de proceder a la rebaja de las tasas portuarias. Por lo tanto,  hay rechazo unánime a la bajada generalizada de las tasas y se opta por una aplicación caso por caso.

Puertos del Estado ha explicado que se considera que el régimen de aplicación de las tasas es lo suficientemente flexible como para permitir aligerar la presión impositiva sobre los clientes portuarios de manera selectiva, sin alterar equilibrios en el seno del sistema portuario, ni descapitalizar a las autoridades portuarias, las cuales han de conservar su capacidad para hacer frente a posibles nuevos ciclos inversores.

Los equipos directivos del sistema portuario han coincidido en asumir como objetivo básico una plena integración de los puertos de interés general en las redes de transporte, logística y comercio, en condiciones de eficiencia, sostenibilidad, seguridad y digitalización, acorde con las políticas europea y nacional de transporte, y las circunstancias territoriales y locales de sus respectivos entornos. Para ello, se ha de seguir actuando coordinadamente en tres planos: las infraestructuras, la prestación de los servicios y la infoestructura, siendo este último plano clave para la incorporación de los puertos a la economía 4.0.